fbpx

Prostatectomía radical por laparoscopia

El abordaje laparoscópico revoluciono la forma de tratar el cáncer de próstata en la primera década del siglo, y dio paso posteriormente a la cirugía robótica de la próstata

La laparoscopia consiste en realizar pequeños orificios en la piel para introducir en ellos los instrumentos quirúrgicos además de una cámara en HD que permite al cirujano operar sin tener que realizar grandes incisiones en la piel.

Aproximadamente, el 80% de las cirugías que se realizan en España se llevan a cabo hoy en día con técnicas de laparoscopia.

En los años 80, lo normal era realizar cirugías abiertas que conllevaban más riesgo para los pacientes, en cambio ahora lo normal y cotidiano es realizar técnicas mínimamente invasivas.

La técnica de prostatectomía radical laparoscópica fue inventada en el año 1992 por el doctor Richard Gastón, urólogo francés que ha dedicado toda su carrera a tratar el cáncer de próstata mediante esta técnica cuyo objetivo desde sus inicios era sanar este tipo de cáncer que es el más frecuente en los hombres mayores de 50 años.

El doctor Gastón continúa dedicando su tiempo a la mejora y difusión de esta técnica en todo el mundo. La prostatectomía por laparoscopia supone toda una revolución ya que mejora significativamente la experiencia del paciente.

La cirugía consiste en la extirpación de la glándula prostática que está afectada por un cáncer que está localizado. Se separa la próstata de la vejiga y de la uretra y posteriormente se extirpa a través de una pequeña incisión a la altura del ombligo. Una vez realizada la extirpación se cose la vejiga a la uretra para de esta manera reconstruir el tracto urinario.

La gran ventaja de esta técnica es que, además de eliminar el tejido canceroso, permite una mayor precisión quirúrgica ya que el cirujano (mediante la cámara en alta definición) puede visualizar mucho mejor las estructuras anatómicas. Además el paciente se puede reincorporar en un corto plazo de tiempo a su vida cotidiana, el sangrado durante la intervención es mucho menos y evita las transfusiones de sangre.

El doctor Gastón resalta también la importancia de que esta técnica realiza una muy buena protección frente a la incontinencia y la impotencia.

El doctor Gastón, que acude a la Clínica CEMTRO una vez al mes para operar junto al equipo de urología, es uno de los mayores expertos del mundo en esta técnica realizando alrededor de 500 intervenciones al año y dedicando gran parte de su tiempo a la formación de nuevos profesionales.

Visita otros artículos relacionados
con la unidad de urología

Menú