fbpx

Avances en el diagnóstico del cáncer de próstata

El diagnóstico preciso del cáncer de próstata supone un gran reto para la urología. Por un lado, es importante detectar y tratar los tumores agresivos pero, por otro, hay que evitar el sobrediagnóstico y el sobretratamiento de lesiones que nunca hubiesen dado problemas

Uno de los problemas de la detección precoz es discriminar los tumores que pueden ser problemáticos de aquellos que no lo van a ser. Se ha comprobado que el screening produce sobrediagnóstico en un 20-40% de los casos, es decir, que hasta el 40% de los tumores que se detectaban y trataban (con los daños inherentes a estos tratamientos) nunca hubiesen molestado al paciente de haberlos dejado evolucionar.

Por otra parte, hacer un screening de cáncer de próstata no es algo inocuo: una vez comenzado el screening debemos actuar si los resultados están alterados, y actuar supone realizar biopsias repetidas, castrar químicamente al paciente, aplicar radioterapia local o extirpar la próstata, con el riesgo que estas medidas tienen de producir incontinencia urinaria, o impotencia, o de generar una infección local o una sépsis u otra complicación operatoria que pueden llegar a ser mortales.

Tradicionalmente ante un aumento de PSA (Antígeno prostático específico) en sangre o un tacto rectal sospechoso, se realizaba una biopsia prostática transrectal para determinar si existía un cáncer en la próstata.

La biopsia transrectal tenía dos problemas importantes:

Su baja tasa de detección. Si de 10 hombres que se someten a biopsia 5 tienen un tumor, la biopsia transrectal detecta solo 2. Por ello era muy frecuente que los pacientes, que experimentaban aumentos progresivos de PSA, tuvieran que someterse a nuevas biopsias. Este sistema ocasionaba una falsa tranquilidad en los pacientes que retrasaban su diagnóstico, disminuyendo sus posibilidades de curación.
Al realizarse la biopsia a través del recto, la aguja de biopsia podía arrastrar bacterias fecales a la próstata y desencadenar un cuadro de infección prostática (prostatitis) o incluso cuadros de sepsis grave que afecta a un 3% de los pacientes.
dibujo prueba cáncer de próstata

El Instituto de Cirugía Urológica Avanzada y la Clínica CEMTRO fueron pioneros en España en el diagnóstico del cáncer de próstata basado en tecnología avanzada.

Este programa de diagnóstico se basa en dos tecnologías:

  1. La Resonancia Magnética Multiparamétrica 3 Tesla, que permite visualizar las lesiones sospechosas de cáncer de próstata con alta sensibilidad.RMN próstata multiparamétrica
  2. El Sistema BIOPSEE de fusión de imágenes RMN-ECO para la realización de mapeo prostático por vía transperineal.

Sistema de fusión d eimágenes (mapeo prostático)

Visita otros artículos relacionados
con la unidad de urología

Menú